11 de enero 

Provincia de Jeolla, Corea del Sur.

¡Nace Kyung-sook Shin (신경숙)!

La cuarta de seis hijos. Sus padres eran campesinos pobres que no tenían los recursos económicos para mandarla a la escuela secundaria. A los 16 años se mudó a Seúl para vivir junto con su hermano mayor. Durante esta época trabajó en una fábrica de aparatos electrónicos mientras estudiaba en una escuela nocturna. Kyung-sook Shin es una de las escritoras más prominentes de la generación conocida como 386. Su novela más conocida “Por favor, cuida de mamá” cuenta de una manera bella y desgarradora las reflexiones, tristezas y añoranzas por las que pasa una hija la cual su madre ha desaparecido. 

Algunos fragmentos 

“Te das cuenta de que habitualmente pensabas en mamá cuando algo en tu vida no iba bien, porque cuando pensabas en ella era como si algo volviera a la normalidad y te sentías revitalizada.”

“…Tengo tantos sueños propios, y recuerdo cosas de mi infancia, de cuando era una niña y una mujer joven, y no he olvidado nada. Entonces, ¿por qué pensamos en mamá como mamá desde el principio? Ella no tuvo la oportunidad de perseguir sus sueños, y sola, enfrentó todo lo que la época le trajo, la pobreza y la tristeza, y no pudo hacer nada sobre su muy mala suerte en la vida más que sufrirla y superarla. y vivir su vida lo mejor que pueda, entregándole su cuerpo y su corazón por completo. ¿Por qué nunca pensé en los sueños de mamá”

“…solo después de que mamá desapareció te diste cuenta de que sus historias estaban apiladas dentro de ti, en montones interminables. La vida cotidiana de mamá solía continuar en un ciclo repetitivo, sin interrupción. Sus palabras cotidianas, en las que no pensabas profundamente y que a veces descartabas como inútiles cuando estaba contigo, despertaron en tu corazón, creando maremotos”

Ella misma habla de la escritura:

“… experimenté la muerte por primera vez. Recuerdo que mi primer escrito fue sobre la conmoción que había sentido. Desde entonces, seguí escribiendo en forma de diario. Más tarde inventé nuevos nombres para los reales y agregué descripciones adicionales a los eventos diarios por temor a que otros espiaran mi diario. Solo quería mantenerlo en secreto para mí.”

Deja una respuesta

Puede que también te guste...